SlideShow

Join The Community

Premium WordPress Themes

Search

UNA HORA MENOS EN CANARIAS (IV): El Increíble Pino Canario.


Querido diario:

Cuenta la Historia que esta tierra un día fue habitada por guanches, los cuáles eran felices con su autóctona forma de vida. Habían llegado a desarrollar su propia jerarquía, con el reparto de diferentes reinos y lo más importante, consiguiendo ser autosuficientes. Esta premisa aún la mantienen, lógico por otra parte, dado que hay ciertos productos que en lo que tardan en llegar a la isla, ya se han estropeado. Por lo tanto les sale más rentable producirlos aquí. Trevor, que sigue con su proceso de mimetización (considera que por sus venas corre un 33% de sangre guanche), ya lo ha comprobado y se ha hecho un ferviente consumidor de la cerveza Dorada. Pero volvamos a la Historia.

Nosotros, que nos hemos criado con la cultura del cómic, idolatrábamos a los superhéroes y en cierta medida, deseábamos parecernos a ellos. Pero desde que sabemos la Historia del Pino Canario, nuestros gustos han cambiado. ¿Qué superhéroes, después de haberse quemado vivos, son capaces de regenerarse en 3 ó 4 años sin perder un ápice de vitalidad? Y otra pregunta, ¿por qué en una isla eminentemente volcánica y aparentemente sin ríos no hay problemas de restricción de agua? La respuesta hay que encontrarla en los Pinos Canarios. Efectivamente, estos proporcionan la humedad necesaria para que se formen acuíferos en el subsuelo. Además, el Pino Canario tiene tal fuerza de contención que es capaz de impedir los corrimientos de tierra en un territorio tan pronunciado como éste. Y como el Pino Canario es muy generoso, a parte de tener mucha vida proporciona vida a otros seres vivos como los pinzones azules, el pájaro típico de la isla o las laurisilvas, la planta canaria por antonomasia.

Pero no se puede ser perfecto en esta vida y como cualquier superhéroe, el Pino Canario tiene un punto débil. Si Superman temía a la Kriptonita, Batman sufría rechazo social o el Increíble Hulk se volvía irascible cuando estaba lleno de ira, el Pino Canario tiene en sus raíces su talón de Aquiles. Si éstas se queman, el pino se extingue para siempre. Desgraciadamente nada es eterno en esta vida.

Lo que si parece eterno, o al menos lo va a conservar durante mucho tiempo, es el acento canario de Trevor. Le oyes hablar y crees que es un lugareño más. Su nivel de acento es inversamente proporcional al que pierden las guías turísticas cuando hablan por el micrófono de la guagua. Afortunadamente, se trata de una pérdida transitoria porque nada más bajar del autobús, olvidan su acento godo y vuelven a recuperar su acento canario. Curioso tema. Habrá que analizarlo.

*Trevor ha tenido un día muy sociable y ha conocido a 10 velinas más. Ya ha entablado amistad con 31.

2 comentarios:

De piedra me he quedado. La primera vez que oigo hablar del pino Canario... pero tengo una amiga canaria a la que voy a sorprender con mis nuevos conocimientos mañana ;)

¿La expresión "plantar un pino" vendrá por el pino canario? Visto lo visto no me extrañaría que tuviera una religión que lo venerase como un dios inmortal.