SlideShow

Join The Community

Premium WordPress Themes

Search

Segundas Partes


Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. En el mundo del cine ahí está EL PADRINO II ó EL IMPERIO CONTRATACA para desmontar esta teoría. Pero lo cierto es que cuando se ha dado el pelotazo una vez, es difícil repetir el éxito en una segunda ocasión.

Cuanto más inesperado sea el éxito, más se disfruta. Se Saborean sensaciones que ni se imaginaban que se fueran a probar, se cumplen retos que se resistían y se vislumbra un horizonte donde todo es nuevo e ilusionante. Pero todo es efímero en esta vida y las buenas sensaciones pronto se acaban.

Lo inteligente es darse cuenta de cuándo cortar. De cuándo no hay más recorrido y que el futuro tiene fecha de caducidad. Te puedes sentir tentado en prolongar ese momento dulce (a todo el mundo le gusta sentirse cómodo), pero se tiene que ser frío y racional y poner fin ahora que se ve que se termina.

Por todo ello, abandonar cuando se está arriba es duro. Muy duro. Te acostumbras a tenerlo todo controlado, que volver a lo desconocido te produce incertidumbre. Es volver a empezar de cero, comenzar a labrarte un camino y aceptar que las cosas te pueden ir bien…o también te pueden ir mal. Pero lo importante es no rendirse. Hay que seguir intentándolo.

Por eso volver a donde ya estuviste, tiene mucho riesgo porque, si fuiste inteligente y te fuiste cuando estabas en la cumbre, nada ni nadie te puede asegurar que todo vuelva a ir “de dulce”. Y claro, fracasar donde antes tuviste éxito es uno de los sentimientos más duros que puedes sufrir. Ver como los que antes te jalonaban ahora te miran con cautela, que el microclima que dejaste se ha convertido en un ambiente irrespirable y que los que dejaste como amigos pueden ser ahora tus enemigos, no es un plato de buen gusto.

Te puede salir bien como le salió bien a Coppola o Lucas con sus películas, pero tienes más cosas que perder (todos los buenos recuerdos) que ganar. A veces, los caramelos no son dulces y te dejan un regusto amargo que el tiempo difícilmente terminará de quitar.

4 comentarios:

¿Tu cumple también es el día 20? Jajaja...

Pues sí, muchísima gente se acuerda de mi cumpleaños gracias al tio Paco.

Buenas noches,
muuuuas!

Ays, que se me olvidaba...
Volveré el viernes ;)

Tu comentario, me ha encantado.
¡Eso de un soplo de aire fresco por el universo blog ha sido fantástico!

Y bueno, como dicen normalmente. Las segundas partes nunca fueron buenas, exceptuando algunos casos, obviamente.

Nos leemos ;)

Lo bonito no es mantener un éxito, sino lograr que cada día de éxito sea nuevo.