SlideShow

Join The Community

Premium WordPress Themes

Search

LO QUE NO PUEDE SER, NO PUEDE SER…Y ADEMÁS ES IMPOSIBLE


Habrá quien no crea en el destino, que piense que las cosas ocurren por designios lógicos y que no hay nada escrito. Tienen razón, pero han de pararse a pensar en un pequeño detalle: hay determinadas personas que por más que lo intenten, el destino se ha empeñado en no unirlas.

Es algo parecido a lo que ocurre con el agua y el aceite, que no son capaces de mezclar por más litros que se viertan de ambos en un cazo. La predisposición y las buenas intenciones de ambos no son suficientes.

Ahora bien, se plantea otra cuestión. Si está claro que esas dos personas vivirán vidas separadas, ¿por qué el destino les hace creer que no y les hace albergar falsas esperanzas? Si está claro que hay un componente fuera de toda lógica que ya ha decidido que no puedan acabar juntos, ¿por qué no se dejan de emitir señales que indican lo contrario? Es como nadar y ahogarse en la orilla. Todo funciona hasta que llega el momento que todo se desmorona. No se sabe quién y por qué se crea el roto, no hay que buscar culpables, simplemente se produce el estropicio porque sí.

Da igual que se intente una, dos o tropecientasmil veces. Cuando es que no, es que no y además es imposible. No conviene hacerse falsas ilusiones y aceptar nuestro sino. ¿Quién decide eso? No lo sé, quizás haya algún ser divino que se divierta con estas cosas, pero está claro que ese divertimento es bastante cruel.

4 comentarios:

Sigo siendo Alice B., bueno ahora te quedará claro, porque en el enlace a mi blog desde el comentario te lo pondrá xD, sólo he cambiado el título del blog, que me había cansado ya un poquito.

Nos leemos,
Mua!

Cuánta razón tienes...quién se divertirá a nuestra costa? o quizá es sólo que no sda esa impresión. Cuando las cosas no funcionan, es por algo y aunque duela, no hay que darle más vueltas.

Gracias por la visita, ya te tengo fichado, nos leemos!

BESOS

Hay momentos,cosas,personas... que definitivamente, no están hechos el uno para el otro.

Esta entrada me gustó muchísimo. El tema me parece de lo más interesante, la verdad...

Un muá (L)

¿Y quien te dice que el agua y el aceite no se pueden unir? Si lo calientas hasta que hierven luego se unen en el aire. La cuestión es que a veces es dificil lograr los grados necesarios para que esto se produzca y claro, cuando se produce y luego se enfría de nuevo ya se vuelve a producir la separación. No es el destino, es la química ;-)