SlideShow

Join The Community

Premium WordPress Themes

Search

TE BUSCO...PERO NO TE ENCUENTRO



Una vez más me has vuelto a dejar tirado. No hay derecho. No es que las veces anteriores me haya sentido mejor pues estuve igual de fastidiado, pero esta vez, que me había preparado a conciencia para que esto no pasase, mi pena no tiene consuelo.

Ya sé que quizá en todos estos años, por mis conflictos internos, no te he prestado la atención que merecías. Tú y yo que hemos mantenido relaciones tan fructíferas… Me equivoqué; es lo que tiene la confianza que te terminas relajando, descuidando una relación y luego, cuando te das cuenta, ésta empieza a resquebrajarse. En el mejor de los casos, llegas a tiempo para que esa vía de escape no termine en naufragio. Pero contigo tuve mala suerte y cuando quise darme cuenta, ya estaba hundido en medio de un océano de soledad.

De las veces anteriores, puedo entender que te sintieras seducida por el carisma británico, la vigorosidad alemana o el sentido artístico que tienen de la vida los italianos pero en esta ocasión, preferir el aburrimiento francés, sí que no lo entiendo. No este año, cuando por fin comprendí (o creí comprender) cuáles eran mis errores pasados, cuando me había preparado a conciencia para este momento, nuestro momento. Jugábamos en casa y preferiste ir en brazos de otro. Otro que no te quiso, ni te quiere, ni te querrá como yo.

Estoy dolido, no te voy a engañar. Pero seguiré intentándolo, de sobra me conoces. Me centraré en solventar mis demonios interiores y el año que viene volveré. Y retornaré con toda la rabia acumulada que este dolor me ha causado; y esa rabia será el motor que me motive. Ahora bien, una cosa te pido. Está mal que me abandones por un francés de medio pelo, pero no te perdonaría que acabaras en los brazos del OTRO y menos este año, que encima pongo yo la casa.

2 comentarios:

Sólo queda liga ;)
Un muá.

Tuviste suerte que no se la llevo el Barcelona...