SlideShow

Join The Community

Premium WordPress Themes

Search

La vida y los Mundiales (y III)


SUDÁFRICA 2010- A veces los sueños se cumplen

Por increíble que parezca, algunas veces los sueños más insospechados pueden hacerse realidad. Cuando te has pasado toda la vida viendo como otros se llevaban la gloria, como te achacaban la falta de experiencia y el no saberte manejar en situaciones complicadas, sentirte protagonista y alcanzar la gloria no tiene precio.

Al fin has alcanzado la madurez. Todo radica en eso. Has llegado a un punto en tu vida en el que empiezas a tener perspectiva. Sabes de dónde vienes pero sobre todo, crees saber a dónde vas. Aunque aún no lo tengas del todo claro, desde luego si sabes lo que no quieres. En definitiva, vas perfilando un estilo.

El hecho que por primera vez te sientas seguro, no implica que no te vayas a encontrar piedras en el camino. Siempre habrá alguien que te ponga a prueba y te examine constantemente. Unos lo harán por envidia, porque en el fondo quieren ser como tú pero se han dado cuenta que nunca lo podrán ser. Otros, porque llevan el gen competitivo en la sangre, te ven como adversario y no les gusta perder ni a las chapas. En ambos casos, plantea batalla. No te achantes y afronta los retos. Eso sí, hazlo siempre desde el respeto al rival y siendo muy consciente que no siempre se gana y que de las derrotas también se aprende…y mucho.

Porque si hace 4 años nos dicen que vamos a ganar un Mundial de Fútbol, seguramente nos tildarían de locos. Nosotros, acostumbrados a ver cómo otros finalmente se llevaban a la chica, de cómo el premio no siempre era para el que mejor había trabajado sino para el más le había lucido dicho trabajo. Pero algún resorte debió cambiar entonces porque ahora no es que dijéramos que íbamos a ganar sino que nos lo creíamos.

Y cuando se tiene convicción, fe ciega en algo, se está seguro de si mismo y encima tienes a mucha gente que te respalda, te vuelves imparable. E incluso las meteduras de pata las relativizas. La clave está en eso y en el esfuerzo porque el talento sin esfuerzo no sirve de nada. Cuando todas esas variables se mezclan, se consigue la combinación perfecta. Es en ese momento cuando el sueño se cumple y has de pellizcarte sin parar porque sigues sin poderte creer que Casillas esté levantando la Copa del Mundo.


2 comentarios:

Simplemente, es que no hay practicamente palabras...
han hecho historia.

Un muá (:

Si es que era normal, el desarrollo que logró el Barcelona con sus canteranos ha hecho que la selección pueda llegar a estas cotas.